miércoles, 8 de junio de 2016

Sobre la alimentación


Mucho se ha escrito sobre lo que realmente el hombre debe comer. Todo lo que necesita el ser humano para abastecer su alimentación se encuentra en la naturaleza, pero muchas veces no lo sabe aprovechar y opta por el error alimenticio. ¿Por qué cada vez más personas padecen cáncer al cólon o al estómago? ¿Por qué hay muchas personas obesas? ¿Por qué sufren cada vez más de diabetes? Estas y otras interrogantes, son las que nos podemos hacer a menudo, cuando vemos que cada día, mueren más personas como producto de estas angustiosas y penosas enfermedades.
La gran clave para entender esto, se encuentra en la alimentación. Sabido es, que todo lo que es refinado (como el harina o el azúcar), ya es dañino. Si, leyó bien, todo lo "refinado" mata. Pero empecemos por averiguar qué tipo de alimentos en la actualidad, son dañinos para nuestro estómago y organismo en general. 
Aunque no lo crean, empezaremos por el pan. El pan, sea "francés","tolete" o alguna otra variedad, es dañino por contener harina refinada y procesada. Luego, esos "embutidos" que venden en las panaderías, con la margarina y la leche de tarro, son productos dañinos para el organismo. En el caso de la leche, la razón es simple, investigue bien de qué está hecha y se llevará una buena sorpresa. En cuanto a los embutidos y las margarinas, solo diré que existe mucha gente a la que le gusta ingerir plásticos procesados y desechos de animales. Ni que decir de aquellos que prefieren las golosinas, antes que a las frutas. En vez de darle a los niños un paquete de chocolate o alguna comida chatarra para que lleve en su lonchera, póngale una fruta diario y acostúmbrele a su organismo desde pequeño a tales hábitos alimenticios, para que de grande no sufra pesares y dolencias estomacales.
Por demás queda hablar sobre las frituras y grasas que abundan en las calles, tales como "pizza", "pollo a la brasa", "hamburguesas", etc., todo eso y demás, basta que tengan la palabra "frita" o "frito" en ellos, ya de por sí, es nocivo para la salud. Mil veces se prefiere comer los tubérculos sancochados y no fritos. Y si uno llega a comer algo frito, debería pues desintoxicarse después, ya que todo esto con el tiempo, terminará dañando su estómago gravemente. Hoy no lo siente porque quizá sea joven aún, pero a partir de sus cuarenta años, empezará a sentir las consecuencias de una mala ingesta en los alimentos. Hay que cuidarse también del arroz, como del pan blanco ¿Usted sabe la razón del por qué nuestros ancestros eran altos y fornidos? Porque se alimentaban bien. Los antiguos indios, al igual que los incas, no conocieron el cáncer porque comían ajos, gran eliminador de bacterias y células infecciosas que destruyen al organismo, tal como lo vemos en los escritos de S. de A.C. Ellos comían maíz, quinua, kiwicha, maca, oca, chuño, abundante papas, verduras y muchas frutas, ellos no conocían de "pollo a la brasa", "hamburguesas" u otras comidas chatarras que destruyan al organismo. No hay nada mejor que la sana alimentación. El hombre nació para comer plantas, tubérculos, legumbres, cereales y frutas. No animales. 
Otro veneno en líquido, son las llamadas "gaseosas" o "refrescos de cola", los cuales contienen proporciones inmensas y elevadas de azúcar en sus contenidos. Tomar gaseosas a diario es para terminar diabético, aparte de contaminar la sangre y destruir la flora intestinal. ¿Para qué tomar gaseosas y destruirse, si tenemos al agua? El agua es la mejor bebida que el organismo pueda ingerir. El agua sola tiene propiedades que limpian el organismo, y si a esto se le suma el poder beber algunas hierbas, pues bienvenido sea. Tomar manzanilla es muy relajante (aparte de ser mi bebida favorita), pero ojo, tomar toda hierba sin azúcar es 100% mejor. Eucalipto, muña, manzanilla, anís, hierba luisa, entre otras muchas hierbas que poseen propiedades que ayudan a la digestión, son muy buenas. Deje el café que es un nocivo. Ni que decir de las comidas enlatadas o alimentos enlatados, pues todo lo que tiene preservantes o conservantes, de por sí, también es dañino. Siempre opte por lo natural, no por lo químico y procesado.
Y podría yo seguir hablando más con respecto al tema, pero con lo poco que he podido consignar en unas cuántas líneas, es primordial que lo demás, usted lo investigue por su cuenta si quiere conservar una buena alimentación y una mejor calidad de vida. Ser vegetariano o vegano, son buenas opciones y aunque reconozco que poner en práctica el cambio de hábitos o rutina alimenticia cuesta, es preferible empezar poco a poco e irse adaptando a un nuevo estilo de vida. Si el hombre ha sobrevivido durante mucho tiempo, es porque fue capaz de adaptarse al hábitat donde le tocó vivir. No hay excusa para optar por un cambio en el régimen alimenticio, más aun, si este cambio, es positivo y no perjudicial para la salud.

Escrito por: David E. Misari Torpoco.
(Capítulo perteneciente al libro "Insurrección Mental" del mismo autor)
Junio 2016



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada