miércoles, 25 de noviembre de 2015

Sol


Cada mañana
estas presente en mi interior,
reina de mis días, miel de mi corazón
¡Oh bella musa de mi inspiración!

Del amor se puede decir mucho
pero aquello que no se dice,
un silencioso sentimiento creciente,
eso es el amor.

¡Oh musa de la inspiración!
sabes que se enloquece mi corazón
al sentir que ella habla con pasión
y hace mi razón, una dulce locura.

Ella es el Sol que ilumina mis pasos
ella es el Sol que calienta mi cuerpo
el Sol que guía mi órbita
y el ángel que cuida mis días.

¡Oh musa de mi inspiración!
tú sabes que ella es el Sol que abriga mis penas
y sabe como frenar mis impulsos
con una mirada o con una palabra.

Ella es poeta, ella escribe con noble sentir,
ella posee voz de niña, pero alma de mujer
ella es el sueño y lo real de mi vida
como también, el canto y el verso de mis elegias.

¿Cómo podría yo dejar de amarte?
si a cada instante te siento,
tú eres el alimento que nutre a mi alma
y la dicha que alegra mis sentimientos.

No me importa sufrir los síntomas del amor
si la enfermedad y la cura provienen de tu corazón,
quizá ya no tenga cordura, pero eso ¡Qué me importa!
si encontré la felicidad en la dadivosa locura del amor.

Me pides que te deje de amar,
quizá nunca lo pueda hacer,
y no porque no quiera o no pueda hacerlo,
sino porque el hacerlo implicaría perecer.

Y si algún día dejara yo este mundo
¡Ea! Dejo a los dioses y no a los hombres como testigos,
del infinito amor que existe en los confines del universo,
el cual, yo a ti, te lo di. Ellos lo saben bien.

Eterna y bella por siempre serás
el Sol de mis días y el lucero de mi amanecer,
porque durante las noches te conviertes
en el ángel que siempre cuidará de mi ser.



Escrito por: David Efraín Misari Torpoco.
(25 de Noviembre 2015)

viernes, 13 de noviembre de 2015

La importancia de leer


Seguramente hay algunos que dicen "¿Para qué leer muchos libros? No es necesario". A estas personas yo les diría que están equivocadas. 

En primer lugar, se sabe que es imposible leer todos los libros del mundo. Uno nunca llega ni siquiera a leer el 5% de los libros que existen a nivel mundial. Sin embargo, mi recomendación sería más que prática, útil y sencilla. 

Soy de la idea, que uno debería empezar por leer a los grandes clásicos de la literatura occidental y terminar por nuestros escritores peruanos. Queda por demás decir, que entre los clásicos de la literatura universal, encontramos desde la antigüedad a Homero, Hesiodo, Platón, Aristóteles, Jenofonte, Ovidio, Horacio, Virgilio, hasta llegar a la literatura moderna, renacentista y leer a autores como Dante Alighieri, Montaigne, Descartes, Spinoza, Pascal, Leibniz, Hobbes, Kant y seguir, pasando por Copérnico, Gerolamo Cardano, Galileo, Newton, Kepler, Servet, Giordano Bruno, Shakespeare, Cervantes, Cyrano, Defoe, Diderot, Voltaire, Moliere, Oscar Wilde, Wallace, A. Dumas, Ortes, Balzac, Sthendal, Dickens, Flaubert, Ch. Baudelaire, A. Poe, Tolstoi, Dovstoieski, Thoreau, R. Emerson, Adan Smith, Mark Twain, Julio Verne, H. James, Robert L. Stevenson, Pasternak, Hemingway, E. Sábato, Borges, Francis Ponge, Nietzsche, Goethe, entre muchos otros, puesto que la lista sería inmensa, siempre es recomendable leer a estos y otros autores, no solo porque uno se sumerge a un mundo nuevo, sino que la enseñanza que dejaron en sus obras, sirven de mucho para la realidad que afrontamos. 

Muchas veces atravesamos distintos problemas en la rutina diaria, pero llevar y tener siempre un libro bajo el brazo, puede cambiar no solo el curso de su vida, sino el paradigma existencial por el cual usted atraviesa. Estos autores, más allá de escribir cuentos, novelas, textos científicos, filosóficos, poemas y demás, dejaron ese legado precisamente para mostrar a la humanidad, las distintas facetas y las prerrogativas por el cual uno atraviesa, mostrando la solución muchas veces al final del túnel y sugerirnos lo importante que es un neuvo empezar cada día, sino recordemos al mismo Borges, cuando dijo que de todos los instrumentos más asombrosos creados por el hombre, sin duda alguna, el libro es el mejor, porque es una extensión de la memoria y la imaginación

Y entonces ¿por qué se debe leer? ¿Por qué es importante leer? Más allá que la literatura, para algunos les parezca utopía (Keller), para otros es libertad como lo expresó Sontag. Muchas personas siguen pensando que varios de los autores mencionados, escribieron sus mejores obras con la finalidad de lucrarse y no es así. Ellos escribieron por distintas razones, pero el lucro no pasó por sus mentes. La mayoría de estos autores, siempre querían dejar alguna enseñanza para la vida y otros querían mostrar que la realidad - a través de sus novelas y metáforas - es más cruel de lo que parece, pero que siempre hay maneras de encararla por más que todo parezca sombrío y gris.

Concuerdo con Carlyle, cuando dice que la verdadera universidad - actualmente - es una verdadera colección de libros. Y no me refiero solo a los bibliófilos, sino también a todo aquel que disfruta y vive intensamente la lectura de un buen libro. Se aprende mucho y se pone en práctica lo aprendido, pues es cierto que los libros enseñan no solo a ser libres, sino a pensar y a conocer tierras vertiginosas y comarcas de sombras entre lo permitdo y lo prohibido, lo legítimo y lo excéntrico, como bien lo describe Amo Oz. Habiendo tantos libros, no encuentro razón para aquellos que dicen que solalmente debemos leer un solo libro. Parece que estas personas que opinan así, no saben que en la diversidad de libros, se encuentra el gusto. Lector que solo lee un libro, no es lector y jamás podrá ser buen investigador. Por eso, mi consejo es que no solo te cierres en un solo libro, busca la diversidad de libros y saca lo mejor de ellos. Mientras más lees, más te informas, más aprendes. Y si por ahí brotara alguna duda, no te asustes y aprende a investigar. Mientras más lees, más investiga y poco a poco aprenderás que las cosas que has creído siempre o las que te han dicho, no son como parecen.

Los libros precisamente tienen como finalidad abrirte no solo los ojos, sino también la mente. Los libros son el mejor camino para empezar un camino hacia el saber, la cultura y el conocimiento. Quien no valore la buena lectura, mejor será que no viva. Aprendí de un antiguo filósofo persa que "leer, te hace sabio", porque cuando lees, captas y aprendes. Además, leer ayuda mucho a mejorar tu léxico enriquenciéndolo. No en vano Alfonso V de Aragón decía que los libros fueron sus mejores consejeros. 

Recordemos pues, que solamente estamos de paso por esta efímera vida, que se asemeja tanto a un viaje, y qué mejor que llevar buenos libros en la maleta, ya que los libros, son los mejores viáticos que se ha encontrado para este humano viaje (Montaigne). 

¡Leer, aunque nos cueste la vida!
¡Que nada ni nadie nos quite el privilegio tan hermoso de leer!

Escrito por: David Efraín Misari Torpoco (Escritor y Filósofo)