sábado, 20 de abril de 2013

Quiero ser un escritor

                                                                     
                                                              "El Escritor es un ingeniero del alma humana."
                                                                             

                                                                              (Iósif Vissariónovich Dzhugashvili)

Seguramente muchos de ustedes han escrito poemas, versos, pequeñas historias (cuentos), otros habrán escrito novelas, ensayos, artículos, etc. Pero a lo mejor, no se han hecho esta pregunta "¿Quiero ser un escritor?" O quizá algunos sí se la hayan formulado, pero a lo que voy es saber si realmente se tiene la disposición y vocación para serlo. Para esto, debemos empezar definiendo ¿qué es un escritor? o ¿quién es un escritor?
Un escritor viene a ser una persona que escribe algún texto u obra escrita, sea impresa o en formato digital (libro electrónico, e-book). Aunque el término esté referido a los profesionales de la literatura, se sabe bien que no se necesita de alguna carrera profesional para ser escritor, dado que esta acepción del término, no designa a quien realice la actividad, sino a quien la desarrolla como profesión teniendo en su haber alguna obra o texto escrito. El escritor es aquel que trabaja con la palabra y la imaginación como instrumentos esenciales para que pueda llevar su labor a un nivel profesional y artístico. 
Lo que caracteriza al escritor son sus textos, sus obras o cualquier tipo de documento a través del cual pueda difundir sus ideas, sus pensamientos, sus teorías, sus versos, etc. Es aquí donde podríamos hablar de una diversidad de tipos de escritores, como por ejemplo, los ensayistas, guionistas, novelistas, poetas, dramaturgos,  cuentistas, etc. ya que estos cultivan este arte y lo plasman a través de sus escritos. Cabe resaltar, que también son escritores, aquellos que redactan artículos periodísticos, biografías, reseñas, investigaciones, reportajes, entrevistas, etc. siempre y cuando utilicen la escritura para expresar y transmitir su trabajo. Para poder lograr todo esto, depende mucho de la formación de la persona como escritor profesional.

Aparte de esto, si una persona quiere ser escritor, puede repotenciar su labor, estudiando alguna carrera de letras, por ejemplo, si estudia Literatura, esto le ayudará mucho a manejar diversos temas y conocer la pluma de los grandes literatos al momento de emplear sus diversos estilos. Pero debo recalcar que para ser escritor, no necesariamente se debe estudiar una carrera, pues basta mucho de la formación autodidacta que emplee uno y la disponibilidad que tenga para tomarse un tiempo y escribir sobre algún tema de su interés. Claro está, que si desea escribir una novela o un cuento, deberá tener mucha imaginación para que las ideas fluyan y concatenen la ilación de su escrito.  

Si uno tiene la disposición económica, se podría matricular a talleres de redacción y ortografía, o incluso talleres  literarios, ya que un buen dominio de la redacción, hará más rico el léxico que emplee en sus escritos. Otro elemento que es una sólida base en la formación de un escritor, es la lectura. Mientras más libros lea uno, mayor facilidad y manejo de palabras e ideas podrá obtener. Una persona que se está formando como escritor debe tener en cuenta su capacidad de creación literaria y su originalidad. Esto uno lo llega a descubrir a medida que va desempeñando su labor de escritor. 

El estudio de la Filosofía también ayuda mucho, porque te hace conocer a distintos pensadores - a través de sus obras - las ideas, teorías y los pensamientos que aportaron al conocimiento humano. Cuando uno lee obras filosóficas, la mente se abre de manera sorprendente y empiezas a encontrar diversas perspectivas de ver y cuestionar al mundo. El escritor debe ser consciente que un texto filosófico, no es igual a uno de literatura, y para ello, debe saber dirigir su pluma hacia lo que apunta.

Por último, se debe recordar que para ser un escritor, no se necesita de algún "título profesional" que respalde esta labor. Lo que sí necesitas, es de mucha imaginación, creatividad, originalidad, estilo y disposición de tiempo para que puedas expresar en cortas o extensas grafías todo lo que desees. Eres libre de abordar y escribir sobre el tema que desees, como eres libre para decidir que hacer con tu vida. No lo olvides. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada