martes, 5 de junio de 2012

Los Grandes Hombres recurrieron a la razón y no a la fe

Muchas veces nos topamos con hombres religiosos que cuando nos ven leyendo un libro de un gran pensador nos dicen que los hombres más perversos de la historia fueron aquellos que no creen en Dios y cuyos hombres están destinados al fracaso, por lo tanto uno no debe leer tales libros. Sin embargo, cuando yo me he topado con ellos, les he dicho un par de veces, que si investigan en la historia y recurren a las fuentes, se darán cuenta que justamente fueron estos hombres, considerados “ateos”, “escépticos” o “agnósticos”, los que más han prevalecido con sus descubrimientos e investigaciones, aportando a la humanidad un valioso legado.

Estimados amigos y amigas, no nos engañemos más, los grandes hombres que han hecho historia y de los cuales casi todos hemos estudiado en el colegio, academia o universidad, han sido los “no-creyentes”. Ellos han aportado mucho más que los “creyentes”. Y ¿por qué hago esta distinción? Simplemente porque como todo ser humano que anhela la mejora para este mundo, tiene que tener los pies bien puestos sobre la tierra y no en las nubes. Algunos dirán por ahí “Hey! Efraín pero si al estudiar filosofía, no te das cuenta que la filosofía de por sí está ya por las nubes con sus conceptos abstractos y palabras extrañas”, bueno pues a quien piense así le digo “Justamente el deber como filósofo es primeramente explicar lo complicado de un proceso en el pensamiento, para elaborar algún concepto o idea y luego llevarlo a la parte práctica”, por ejemplo, Sócrates filosofaba mucho, pero su filosofía no estaba “en las nubes” sino en el suelo ateniense, me refiero a su preocupación por el hombre, él deseaba que este viva mejor y sin prejuicios. De la misma manera muchos otros grandes filósofos a lo largo de la historia hicieron lo mismo, pues no debemos olvidar a Marx cuando dijo que se debe transformar al mundo. Entonces empecemos.

Sin embargo, el camino del filósofo está lleno de detractores y sincretistas que siempre buscan ponerle trabas u obstáculos a la labor de este. Entre ellos los hombres religiosos. La religión muchas veces es la que se mete con nosotros, los filósofos, desde la antigüedad (por eso quemaron vivos a muchos grandes pensadores, mientras que los filósofos nunca quemaron a ningún religioso), entonces considero que “ellos”, los religiosos, deben atenerse a las consecuencias, cuando un filósofo los refuta, ya que si ellos buscan querer “imponer” sus creencias y sus dogmas, entonces deben estar dispuestos a escucharnos exponer nuestros argumentos. Luego que no salgan con que nosotros no somos “humildes”, porque quien carece de “humildad” (como ellos), no deben esperar recibirla por parte de los demás.

Ahora bien, luego de esta pequeña perorata, paso a dejarles los mejores pensamientos de los grandes hombres que construyeron la historia del mundo y dejaron sus opiniones en cuanto a la religión.

Pensamientos:

El miedo es la madre de todos los dioses, la naturaleza lo hace toda sola y sin intromisiones.” – Lucrecio 99 – 55 a.C.

En cada escuela hay una antorcha: el profesor. Y uno que la apaga: El cura.” – Victor Hugo.

En materia de ciencias, la autoridad de un millón de personas, no vale más que la humilde opinión de un único individuo” – Galileo Galilei (1564 – 1647)

Para los científicos, la observación es la prueba más creíble y no la revelación.” – Versalius (Anatomista).

Ordenar a los maestros de astronomía que refuten sus propias observaciones, es ordenarles que no vean lo que ven y que no entiendan, lo que entienden.” – Galileo Galilei.

No entiendo cómo puede ser posible que la carrera del sacerdocio esté plagada de mitos y fábulas. Si el vulgo llega a enterarse de esto, no existirían las iglesias y menos nosotros.” – Richard Hooker (Teólogo – 1554 – 1600)

CRISTO NO ES DIOS, no es el Salvador del mundo, sino fue un simple hombre, un hombre pecador y un ídolo abominable que Constantino creó. Todos aquellos que lo veneran son idólatras abominables y Cristo no regresó de la muerte, ni tampoco ascendió a los cielos. SANTO DIOS!” – Matthew Hammond, Clérigo. (Por decir esto fue quemado vivo por el obispo de Norwish en el año 1579. Una prueba más que los curas de la edad media cuidaban y protegían bien sus intereses y el mito).

Todas las religiones tienen en común que son un atentado contra el sentido común; ya que poseen una variedad de elementos tan inútiles, sórdidos e insultantes a la razón humana, que cualquiera inteligencia superior de reiría de ellas.” – Pierre Charron, Teólogo francés y sacerdote católico (1541 – 1603).

La civilización no encontrará la perfección hasta que la última piedra de la última iglesia caiga sobre el último sacerdote.” – Emile Zola.

Que yo recuerde, no hay una sola palabra en los evangelios que alaben la inteligencia.” – Bertrand Russell.

Algunos critican que los errores de la filosofía son ridículos, pero no se dan cuenta que los errores de la religión son los más torcidos y peligrosos” – David Hume (1711 – 1776)

Si volvemos al principio, veremos que la ignorancia y el miedo crearon a los dioses, que la fantasía, el entusiasmo y el engaño los adornaron e hicieron que la debilidad los venere, que la credulidad las mantenga, y que “el respeto”, la costumbre y la tiranía las apoyara para que la ceguera humana sirva a los intereses del estado y de la iglesia.” – Barón D´Holbach (1723 – 1789).

Si la ignorancia de la naturaleza fue el origen de los dioses, su conocimiento será la que los destruya.” – Barón D´Holbach.

Solamente disipando las nubes y fantasmas de la religión, descubriremos la verdad, la razón y la moralidad.” – Barón D´Holbach.

Dios es una esencia de la que no se sabe absolutamente nada, hasta que esta terrible blasfemia, sea desechada, nunca habrá una ciencia liberal en el mundo.” – John Adams (1797 – 1806).

De todas las tiranías que afligen a la humanidad, la tiranía de la religión es la peor, cualquiera otra se limita al mundo en el que vivimos, pero la religión nos persigue más allá de la tumba hasta la mismísima eternidad.” – Mstre. Dsta. Thomas Paine (1737 – 1809)

Todas las iglesias, ya sean judías, cristianas o musulmanas, son invenciones humanas, para aterrorizar y esclavizar a la humanidad y para monopolizar el poder y el dinero.” – Mstre. Dsta. Thomas Paine (1737 – 1809)

En la biblia hemos aprendido a ser crueles, a violar y asesinar, creer en un dios cruel ha generado un hombre cruel. La biblia es una historia de debilidades que sirven para corromper y brutalizar a la humanidad.” – Mstre. Dsta. Thomas Paine (1737 – 1809)

Thomas Paine no necesita monumentos, él erigió ya un monumento en el corazón de todos los amantes de la libertad.” – Andrew Jackson (ex – presidente E.E.U.U. 1829 – 1837)

La debilidad más detestable, la crueldad más terrible y las mayores miserias que han afligido a la humanidad tienen sus raíces en esa cosa llamada religión.” – Mstre. Dsta. Thomas Paine (1737 – 1809)

Pero esto no queda ahí, pues actualmente Estados Unidos se jacta de ser un país muy religioso, sin embargo olvidan algo muy importante, sus primeros presidentes fueron hombres no-creyentes, los cuales hicieron grande a esa nación, precisamente por pensar de manera distinta a los religiosos. Tenemos así una gran anécdota cuando George Washington sintió cierto día fastidio en una iglesia católica y el cura al final de la misa le dijo “He notado que usted está incómodo o fastidiado escuchando la misa, si se siente usted así, es mejor que no venga, pues da mala impresión a los fieles” y Washington le respondió “Muchas Gracias, ahora sí ya estoy tranquilo.”

Ahora pasemos a leer que fue lo que dijeron los ex – presidentes norteamericanos:

El Clero cree que todo poder confiado en mi persona será ejercido en oposición a sus esquemas y ¿saben qué? TIENEN RAZÓN.” – Thomas Jefferson (1801 – 1809)

Raras veces he encontrado a una persona inteligente, cuyas opiniones no fueran reducidas y deformadas por la religión.” – James Buckanan (1857 - 1861)

Mis opiniones previas sobre la poca solidez del cristianismo y la salvación, se ha vuelto más claro y fuerte con el paso de los años.” – Abraham Lincoln (1861 – 1865)

 Y por último nos queda recordar la sentencia del griego EPICURO (341 – 271 a.C.)

¿Dios quiere evitar el mal, pero no puede hacerlo? Entonces no es Omnipotente, ¿es capaz de hacerlo pero no quiere? Entonces es Malvado.

¿Dios puede y quiere evitar el mal? Entonces ¿por qué permite la maldad?, ¿Dios no puede, ni quiere evitar? Entonces ¿por qué llamarlo Dios?

Y agrega David Hume: “El poder de Dios es infinito, hace todo lo que quiere, pero ni el hombre, ni algún otro animal es feliz, por lo tanto, Dios no desea la felicidad. Las preguntas de Epicuro siguen sin respuesta: ¿Realmente Dios puede evitar el mal? Si es así, porqué no lo hace de una buena vez, y si no puede hacerlo ¿por qué llamarlo Dios?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada